Calamares a la andaluza, una tapa española por excelencia

Descubre 4 interesantes curiosidades sobre los calamares a la andaluza. Una tapa española con la que te chuparás los dedos al estilo my way.
calamares a la andaluza tapa restaurante

El sagrado arte del tapeo es una de las muestras culturales más reconocibles de la cocina mediterránea y a día de hoy los calamares a la andaluza son uno de los platos insignia que año tras año se pueden encontrar fácilmente en la carta de muchos restaurantes y bares de toda España y Cataluña.

Un delicioso entrante para abrir al apetito y acompañar la buena bebida con un toque crujiente… Una buena recomendación de nuestro restaurante que no puede faltar para iniciar el festín con todo buen gourmet que se precie y en el artículo de hoy te descubriremos las principales curiosidades de los calamares a la andaluza

¡Vamos allá!

Tabla de contenidos

Orígenes de los calamares a la andaluza

Aunque en la actualidad no existen estudios minuciosos sobre los antecedentes históricos del plato, se sabe que desde la época clásica, el calamar era consumido por las poblaciones de diferentes zonas pesqueras colindantes con el mar. Todo esto fue debido en parte a su fácil captura y acceso.

pinturas antiguo egipto

A medida que la historia avanzaba se comenzaron a innovar e importar las técnicas culinarias como la fritura y el enharinado, que ya desde los tiempos del antiguo Egipto se utilizaban para aumentar la conservación de los alimentos y potenciar sus sabores.

Estas técnicas fueron conocidas en Europa a través de intercambios o visitas que se empleaban en alimentos con un buen índice de grasas, como por ejemplo los pescados y que años más tarde se servían como entremeses en las posadas.

Según la cultura popular, este plato se interrelaciona con los orígenes de las tapas, concretamente en los clubes de Sevilla, donde los comensales las recibían junto a su bebida a modo de evitar la embriaguez provocada por el alcohol de la taberna.

Así pues, los calamares a la andaluza son una variante de los calamares a la romana, uno de los platos que consumían popularmente los monjes de Roma, quienes durante el siglo XVI realizaban peregrinaciones por mar a zonas costeras como Japón, China y Oriente.

cuadro taberna

Diferencias entre los calamares a la romana y los calamares a la andaluza

La diferencia principal entre estos dos tipos de calamares radica en que, simplemente, los calamares a la andaluza se cubre de harina las argollas de calamar (conocidas como rabas) directamente en su preparación inicial en vez de aplicar el rebozado en la sartén que suele hacerse con huevo, harina, leche o cerveza.

Aunque… si te fijas el resultado de ambos platos es bastante parecido a nivel visual.

calamares a la romana plato restaurante
calamares a la andaluza tapa

La palabra tempura

Tal y como hemos visto en la historia de los calamares a la andaluza se sabe que en el siglo XVI los japoneses tuvieron contacto con misioneros cristianos en sus costas y de hecho era habitual que se cruzaran con mercaderes portugueses (uno de ellos logró incluso convertirse en samurái).

historia de la palabra japonesa tempura

Aunque inicialmente los japoneses estaban completamente en desacuerdo con la religión que predicaban los monjes, observaron sus costumbres gastronómicas en las cuales se incluía un plato de calamares rebozado con harina que los propios japoneses decidieron bautizar como “tempura”.

La palabra tempura, hoy en día hace referencia a la palabra italiana “tempero” (condimento) y se refiere a una de las técnicas de fritura que utilizaban los portugueses para preparar el pescado.

Algunas curiosidades de los calamares

Los cefalópodos son uno de los animales más extraños del mar que tiene unas características extraordinarias que a día de hoy sorprenden a todo el mundo. Por increíble que parezca está documentado existen más de 300 especies de calamares a lo largo del planeta con estas peculiaridades:

calamares
  • Son criaturas huidizas que cambian su color para camuflarse
  • Cuentan con un total de 10 tentáculos, 2 más que los pulpos comunes
  • Aunque su tinta no es tóxica se suele utilizar para cocinar las patas
  • La sangre de los calamares es azul
  • Existen ejemplares de más de 12 metros de largo que son la presa de los cachalotes
  • En Madrid es habitual consumir “el bocata de calamares”

Y hasta aquí nuestras curiosidades dedicadas a los calamares a la andaluza, esperamos que nuestro artículo dedicado a esta tapa te haya ayudado a profundizar sobre las raíces de nuestra cocina mediterránea. Si eres un amante de la buena cocina, no dejes pasar la ocasión de saborear las mejores tapas en My Way.

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
WhatsApp

Entradas relacionadas